Una muñeca de aparador

La verdad querido diario, no soy celosa.
¡En verdad! Sé que todas las mujeres que conoces dicen lo mismo y ante la primera apariencia de engaño sacan afilados sus tacones, dispuestas a matar. A mi no me importa. Que compare, a ver si muy buena su muñeca.

Porque todas las amantes son muñecas. Y no las puedo criticar porque yo he sido una de esas por mucho tiempo, es más, me gusta serlo. Las muñecas viven en un mundo falso, en una casita de cristal hermosa, pero que no existe. Disfrutan de un amor que no es el real, eso es lo que nos diferencía de las novias, de las esposas.

Ellas tienen que vivir una realidad babosa y resbalosa: Enfermedades, pobreza, enojos, desdenes. Todo. Nosotras las amantes, no, sólo nos toca el hombre de buenas, dispuesto a pasar una buena tarde, sin peleas, sin corajes, sin momentos incómodos. Cuando nos ven, estamos dispuestas a dar, porque puede que sea la última vez y esa sensación de "Aprovechame ahora" marca la diferencia.

Pues bien mi querido Diario, lo cierto es que descubrí que mi novio me engaña. Tiene una muñeca.
Ella es linda pero ingenua, tiene 23 años y parece de 17. Juega con fuego y temo decirle que al que se ha metido tiene amplias posibilidades de perder. Es egresada de la facultad de Ciencias, de la UNAM, es una de esas alborota hormonas que les gustan a los hombres trajeados: La que siempre esta en contra de todo y a favor de la naturaleza. De esas idealistas que creen que el mundo va a arreglarse con 10000 firmas.

Sí, yo la investigué. No me da pena decir que a la muñeca de aparador no sólo le llevo algunos años, también varias experiencias...

Así que topé de frente a mi novio y le dije:

"No te voy a preguntar, porque ya lo sé: Te ves con otra.
Espero que te hayas divertido fingiendo que aún me quieres, pero ya acabó, los
dos perdemos.

Tu niña de 23 años ha de estar ansiosa porque le cuentes que tu
novia de casi 30 se acaba de dar cuenta que lo nuestro, era puro cuento.

Sé feliz... Si puedes."

6 comentarios:

la mis dijo...

que coñazo de tipo...pero que wevos los tuyos... así se hace!

Indigente Iletrado dijo...

Final anticlimático.

De esos que se dice debe practicar la gente civilizada.

Pero su chiste tienen, si'ñor.

Lolita dijo...

He tenido mejores amantes "la mis" así que en realidad no me dolió del todo. Y sí, así se hace.

No me hubiera podido imaginar un final cálido querido indigente iletrado. Pero las cosas sólo tienen dos rumbos: Hacelas bien o hacerlas mal.

Lenna dijo...

Hay amiga y yo que pensé que éste si era el bueno.

Lolita dijo...

Ninguno es el bueno, mi querida Lenna. Ninguno.

Abi dijo...

ouch! bien por tí... muy mal por él, alguna vez fuí la "muñeca" de alguien, ahora soy la esposa y que te digo debería de haber un punto intermedio... jaja!