Introspección necesaria

He tenido algo de trabajo y he aparecido en varios lugares como ausente.
Evidentemente eso ha disminuido mis farras los fines de semana, así como mi vida social, pero poco me ha importado desconectarme del mundo cuando dentro de mi aparece un letrero que dice: "Cerrado por remodelación".
Lo malo de todo esto es que podría durar días, semanas y eso no es tan atractivo para aquellos intrusos de este Diario ¿Verdad?
¿A quién le importa la vida de una abogada quejumbrosa? Luego recapacito y me digo, querido diario, ¿no es para eso que creé este espacio?: Para desahogarme.
No tengo hambre ni sed, pero tengo ganas de devorarme al mundo y tomarme un martini...
...by the way...
Una a veces se siente el centro del universo, a mi no me toca decir si eso está bien o está mal, a mi lo único que me toca es... Comprarme una nueva bolsa que convine con mi estado de ánimo.

Xoxo.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Esta Chido Lola pero no nos abandones :(

... dijo...

Oye, a mi sí me interesan tus aventuras, y yo sí te leo fielmente!

Beto dijo...

´looola

Lilith dijo...

No me gustan los martinis, pero AMO comprarme bolsas, aunque el consumismo es una satisfacción pasajera, tener algo bello siempre levanta el animo.
Termine empachada de comerme el mundo, pero a quien no le ha pasado...

Pät dijo...

mas que necesaria.
me encanto la nueva imagen de tu blog, menos rosa, mas real.
tu me inspiraste a cambiar, otra vez, al mio.

Lolita dijo...

Abandonar mi diario sería algo que nunca haría mi querido anónimo.

Gracias por leerme mi estimada Andrea, lamentablemente no he tenido mucho tiempo para escribir cosa que tu también me debes by the way.

Hola Beto.

Nunca es suficiente, mi querida lilith y siempre habrá más bolsas para adornar el atuendo así como se adornan con historias de amor, al corazón.

Que bueno que de algo sirva este blog mi querida Pät, que bueno que regresaste, siempre es bueno saber que se puede.