Historia

Ya tengo novio querido diario.
Se llama Darío ¿coincidencia? No tanto.
Lo hallé en una empresa famosa, en las escaleras de incendios. Nuestras miradas provocaron un choque de deseo. Nos besamos, nos manoseamos y de pronto nos enteramos que íbamos a la misma junta. Licenciado de RI de tercera que no sabe de derecho se enamoró de una Abogada de primera que no sabe nada de RI.

Me invitó a comer, luego a cenar, luego me llevó a mi casa.
Me invitó a comer, luego al cine, luego a cenar, luego me llevó a mi casa.
Me invitó a comer, luego al cine, luego a bailar y luego a cenar.... Y lo llevé a su casa.
Lo invité a desayunar, luego a comer, luego al cine y luego me invitó a cenar.
Lo invité a desayunar, luego a comer, luego por un helado, luego al cine y luego a mi departamento.
Me invitó a comer, luego a su departamento.
Lo invité a mi departamento.
Me invitó a su departamento un fin de semana.
Nos invitamos un fin de semana a San Miguel de Allende y nos hicimos novios de manita sudada y de mensajes idiotas por celular.

Ya me hacía falta.
Pero la verdad, no sé cuanto dure siendo una noviecita idiota.
A mí como que ese papel, no me va muy bien, querido Diario.

A ver que pasa.

Pero hace mucho que no me emocionaba al escuchar mi celular sonar...

1 comentario:

yessycure dijo...

Me da gusto leerte asi......por mucho que uno sea cabron, experiencias asi alivianan mucho

Saludos cure!