Ya llegué

Después de unas grandes y merecidas vacaciones he llegado.

Ahora es cuando lamento haber escogido ser abogada, uno llega a su oficina y hay millones de pedos que los pasantes no pudieron resolver. Pero yo llego con una firme intención de ser una hoja en blanco, así libre para escribir sobre ella (y debajo de ella también).

Llego a mi oficina el lunes por la mañana estoy escuchando mis mensajes y de pronto me topo con uno muy particular.

Antes de irme de vacaciones un hombre me invitó a salir, a lo que yo rechacé rotundamente... Pero después de la segunda invitación, lo acepté por no tener mejores cosas que hacer.

En fin, la cosa es que hubo besos y arrumacos durante toda la salida, así sin acuerdo expreso ni escrito ni nada, unos besos que el gobierno de Guanajuato hubiera prohibido determinantemente por ser contra la moral y las buenas costumbres.

Y ahora me encuentro con que me llama pidiendo que nos volvamos a ver.

La incógnita está en el aire, no estoy segura que lo que quiera es una relación sin compromiso... Pero a falta de pan...


En fin, es martes y ya llegué así que prepárense porque este Diario reanuda actividades en el 2009.

4 comentarios:

LEON dijo...

Pues hay que vivir al maximo y despues de todo me imagino que te la pasaste bien con el señor ¿no? en fin, muchos saludos y solo me resta preguntar una cosa:

¿Oiga, quien la mato?

Drayden dijo...

sea como sea irse de vacaciones es la onda

Andrea dijo...

eeeeh, ya extrañaba tus aventuras!!

Lolita dijo...

Leon, No. puedo dar esa información pero la siguiente rencarnación lo hará estoy segura.

Drayden, Pues si pero retomar el paso está de la fruta.

Andrea, Y las aventuras de las vacaciones estarán muy bien