Un dejo de actitud...

Resulta querido diario que después de 10 años en el mismo despacho, las cosas ya no me saben igual.

Hay una apatía de mi parte (y si tomamos en cuenta que ya me acosté con la mitad de los que trabajan aqui... Bueno no, pero si con los guapos) ya estoy aburrida.



Ese aburrimiento me llevó a un caso de letargo muy largo, creo que fueron dos semanas y lo único que me motivó a volver a despertar es la repentina (y extraña) noticia que alguien se va a casar con otro alguien.



¿Y ahora que haré con mis zapatos rojos?



En fin, seguimos en el letargo. Entonces ¿Porque no? Perdí un caso.

Ya sé, clavarse con el trabajo suena ñoñisimo pero asi es. Clavada con el trabajo estoy.

No era algo muy importante, en realidad era una clausura que tenía que defender vía amparo. El funcionario público de Miguel Hidalgo que atiende las clausuras es un oaxaco horrible al que me dan ganas de vomitarle en la cara, así que no le entregué una notificación, lo que desencadenó que mi amparo valiera para pura madre. Perdí 200 mil pesos. Mi despacho perdió y ya no fuimos felices. Y mi jefe menos, el restaurante es propiedad de su mejor amigo. Y yo sólo me enojí de hombros: Perdí ¿Que coños quieres que haga?



¡Arreglalo! Mie gritoneó mi jefe (si ese mismo que no me cogí por decir que me habia cogido a su hermano) y me entró la nostalgia.



Seguía sin aplicarme en mi trabajo, mi pasante está apunto de irse así que ya no podré verle las nalgas cuando saque copias... La secretaria ya no coge con el otro abogado (ni con mi jefe) asi que ya no hay pláticas interesantes en las mañanas... Estoy bajando de peso así que ya no hay planes para la dieta... El dejo es horrible...



Obvio no podré hacer que abran de nuevo ese puto restaurante... A menos de que me coja al wey ese horrible. No lo haré. Nunca lo he hecho por dinero, menos por trabajo. Si me corren, a la chingada.



Y lo único que puedo hacer ahora, querido diario, es venir a quejarme contigo, igual y se arregla, igual y no... Igual me quedo sin chamba y me dedico a...



...



...

...

...



Diablos, tendré que buscar que hacer (proximamente harè una lista de loq ue mejor sé hacer... Bueno mejor no)

8 comentarios:

Lenna dijo...

Eso te pasa por litigante. Los litigantes nunca serán felices buahahaha

Ángel Ciénega Ramírez dijo...

Ah, cabrón. No sabía del desmadre que se arma en los despachos chilangos. Me estoy animando a irme para allá a litigar. El único inconveniente sería tanto chilango. En fin.

Pät dijo...

Odio a los abogados, pero tu me caes bien.

Rutina, siempre la maldita rutina.

Drayden dijo...

si mejor di que mejor sabes hacer?

Leilani dijo...

jajaja para la otra mejor coje con quien te puede gritonear y no con el hermano

Cache dijo...

Ya ni llorar es bueno. Yo que tú, dejaba la profesión, es rete aburrida!

Akisuki dijo...

la rutina no esta buena onda no se busca algo nuevo

suerte con eso
XOxO Akisuki

Lolita dijo...

Lenna juegas con fuego eh burócrata de mierda...

Ángel, pues dejame decirte que los despachos chilangos tienen una ventaja: PODER JUDICIAL FEDERAL.

Pät: Gracias. Si, estúpida, pero ya estoy tomando acciones para eso creeme.

Drayden: Lo pensaré ¿Que ofreces?

Leilani: Naaa el hermano no esta tan bueno... Bueno si, diablos.

Cache: No te creas, tiene lo suyito.

Akisuki: Bueno la rutina es como el nexo entre las cosas importantes en tu vida, tienen que existir...