Quien dice?

Hoy venia caminando por la calle, pensando en los bikinis que me llevaré a manzanillo junto con mi bloqueador sabor coco -por aquello de las lamidas en la espalda, que nunca sabes cuando lleguen- cuando un tipo se me acerca y me dice ¿Te han dicho que eres una de esas mujeres treintañeras que se perciben sumamente sensuales? a lo que yo, únicamente respondí: ¿Perdón? Me perdí en "una de esas mujeres".

Y es que quien es la autoridad para decirte que eres hermosa?
Quién es el jurado? Hay jueces? En caso de empate hay gol de plata?

Y es que yo, después de todo, únicamente sé dos cosas:

1) Yo soy hermosa no porque alguien me lo diga, más bien porque lo noto todos los días frente al espejo (Y así deberían de hacerlo todas); y

2) TENGO 28 AÑOS!

7 comentarios:

Gloria Elena ™ ♪ dijo...

a mi me dicen q parezco una escuincla tonta e insipida de 15 años

=(

aida dijo...

Dudo que la molestia haya sido que te dijeran hermosa, sino que te dijeran treintañera... pero la edad que carajos importa cuando te sabes hermosa, en la edad que sea...

Ángel Ciénega Ramírez dijo...

Lola (¿la trailera?): En relación al comentario del post anterior. Antes que pedirte algo, me gustaría que más bien tú ofrecieras. No me gustaría salir con una guarrada y que cambiaras la imagen de persona decente que tienes de mí. Hábleme y nos entendemos.

yessycure dijo...

oh si!!!!

hermosa todos los dias, y desde el espejo.....

y por la edad ellos que saben...

yo tambien tengo 28, jajaja

abrazos!!!

Lolita dijo...

Gloria Elena: Tranquila todo cae con su propia peso, creeme.

Aida: Malditos hombres ni un cumplido saben hacer bien ¿Te fijas?

Ángel: No, nada de trailers en este blog (a menos que sean de esos que sacan antes de las películas). Ofrecer? En esta vida de crisis lo que menos una debe hacer es ofrecer, más bien, esperar una ganga digna de no despreciar.

Lolita dijo...

yessy: Meh, las 28añeras somos lo de hoy.

Exenio dijo...

"(...) ¿y quienes no poseen la bondad de la frescura, se quedan atados de cualquier modo? Esa fe la pregunta que espeto a la orilla, mirando como la luna desaparecía entre las olas (...)" (fragmento de la obra "lo que no se ha dicho")