Sabe a coco... Es de coco!!

Pues yo empaqué mis cosas, junto con la compra (recomendación de Araceli que no tiene blog pero debería) del bronceador sabor a coco en Walt-Mart.

Llegué al mismo hotel de siempre cuando me voy con mis amigos a manzanillo. Mis amigos son en extremo aburridos, ya te lo puedes imaginar querido Diario: Abogados. Fuera de ser un título, es un adjetivo calificativo al que puede atribuirse, como sinónimo de: Aburridos, al fin que empiezan con las mismas 2 primeras letras... Y terminan con otras, pero iguales, dos...

Luego entonces, me preparé para irme derecho del hotel a la playa sin escala alguna.
El Domingo 5 de Abril comenzó todo. Y es que siempre me encuentro a "personal interesante" en la playa, pero esta vez, tenía correa... Es decir: Una argolla.

Siempre escucho decir que los hombres casados adquieren un "que se yo" que hacen que a las mujeres se nos haga más atractivo la onda del cortejeo, la verdad es que a mi me viene valiendo un nabo si es o no (a menos de que sea gay) así que comencé a atacar pasando justo por enfrente de sus lindos ojos marrón... Dios de solo acordarme... Que cuerpazo morenazo bronceadazo uf...

Me detuve a unos seis metros a su izquierda, como que no queriendo la cosa, y me postré a la orilla del mar a remojar mis hermosos pies.
Se acercó (como no hacerlo) y se sentó al lado mio. Fue raro porque no estoy acostumbrada a que reaccionen tan rápido (no porque dude de mis capacidades, más bien porque los hombres son muy lentos y tardos en recibir señales).

Pasaron escasos dos minutos cuando intentó hacerme plática. La verdad esta es una pequeña queja mi querido Diario, ¿Porqué los hombres se quejan tanto de que no nos entienden si ellos tampoco son claros en lo que quieren? Me explico:

Si yo fuera hombre, no hubiera comenzado la plática con una niña que me gusta con: Hace mucho calor ¿No? ¡Dios! Estamos en la playa OBVIO que hace mucho calor, el calentamiento global está a todo lo que da, ya lo dijo el moustro estadounidense ex presidente de EUA ese ¡Dios!, pero bueno, supongo (quiero excusarlos, porque sé querido Diario que aunque son una raza inferior, de vez en cuando hay que tratar de defenderlos sólo por el hecho de que son seres humanos) que lo hacen porque hay mujeres que, aunque bien que saben que quieren coger, quieren que el tipo en cuestión siempre les hable bonito. En fin.

Después de 15 minutos ahí sentados, 30 de caminar en la playa y ponerle de mi bronceador en la espalda, 25 en el bar del hotel con chela helada en mano y 50 de seguir platicando en el loby del hotel (pero con más peso porque yo lo invitaba a mi habitación de MULTIPLES formas y él nada que entendía) por fin lo tenía en mi cuarto.

No pasaron ni 5 minutos y yo ya estaba con traje de Eva en mi habitación (adoro la playa, los bikinis son tan fáciles de deshacerse de ellos) y él se había sentado en mi cama, mirándome con sus ojos preciosos color marrón, admirando evidentemente mis senos.

Yo sonreí porque el paisaje era digno de una fotografía, si hubieras visto su expresión querido Diario, me darías la razón. Y entonces, recargada en el umbral de la entrada al paraíso le dije: ¿Me dejas lamerte la espalda? Es para una de mis grandes investigaciones (Le había mentido diciéndole que era una ambientalista y estaba a punto de sacar una campaña en contra de los bloqueadores que no eran a base de elementos naturales... Como el coco). Y entonces se levantó de la cama, se despojó del traje de baño azul marino, giró en 180º y me dijo: Si.

¿Para que describir lo demás? Bastará con que diga que ahora el coco es mi sabor favorito.

Al día siguiente nos despertamos a ver el amanecer (Después de 45 minutos de haberle prácticamente rogado que se quedara en mi habitación) y me dijo, con sus ojos marrón, que había escapado de su casa (literalmente hablando) porque quería divorsiarse de su esposa. Le pedí que me platicara más y corroboré mi teoría: Estaba casado con una maniaca depresiva que creía que le era infiel hasta con el viento. Lloro un rato sobre mi hombro, le limpié las lágrimas y le dije: Quitate la argolla.

Me obedeció sin mayor miramiento (aplausos) y yo la metí en mi boca.
- Ya te la limpié -le dije- pero no creas que esto es un lazo a gran distancia, recuerda que lo que hicimos es parte de una historia paralela a tu vida real, una infidelidad sí, pero nada que pueda afectar tu relación ahora. Yo no voy a pedirte que te quedes, sólo quería empezar bien mis vacaciones, pero quien tiene que pensar como pasar bien su vida entera eres tu, querido ojos marrón.

Sonrió, chueco, como suelen hacerlo los hombres que descubren algún hilo negro.
Salimos a almorzar y él se fue a su hotel.

Maravillosas vacaciones, maravilloso atardecer.
Cada día me divierte más ser yo.

10 comentarios:

Pät dijo...

Wow Lola ¿Donde estabas escondida?

Gracias a Lenna di contigo, espero no te moleste que te linkie o como chigadamadre se escriba.

Nos leemos

Exenio dijo...

caray...









P.S.- Así se queda uno cuando lo dicho es por muuuucho más inteligente que lo que uno IBA a comentar...

Leilani dijo...

:o

Que valor!! y seguramente, que divertido...
A mi me gustaria saber como haces para tener sexo sin involucrar ninguno de tus sentimientos mas que el carnal ...
y tambien el como es que eres una mujer que puede hacer esto? algun evento en tu vida te hizo decidirte a ser asi? o siempre fuiste asi..
Nunca te enamoraste?
baaa
no tienes que contestar pero realmente me gustaria saberlo.

Y gracias por el consejo!

yessycure dijo...

Ovacion de pie!!!!!!!!!!!!!!!!

a huevo!

yessycure dijo...

otra cosa...

Tengo que admitirlo.....

iba a escribir algo en mi blog, pero te lei primero....asi que ahora mi escrito debera esperar....tengo un terrible antojo de helado de coco...

abrazos!!!!

Ángel Ciénega Ramírez dijo...

Me quedé a medias: eso de Lola La Trailera te queda cortísimo. Tal vez lo más adecuado sea "La Rompecatres". En fin. Es lo chido de la playita, que uno se destrampa cabrón (si yo te contara...). En cuanto a tu heladito, como soy bien chido, te daré la información sin pedirte nada más que lo que sea tu voluntá. Aunque no sé si te vaya a servir mucho, pues los Bing que conozco están acá en la ciudad de Aguascalientes. So...

MIN... dijo...

Me encantó este relato, se contagia el sentimiento de libertad moral que deja.

Tambien se me antojó el coco despues de leerte. :D

Lenna dijo...

Lola!

(Ya no diré más, ya te lo dije por messenger)

Jorge Martin dijo...

és increible tú personaldad y tú seguridad personal te admiro y aplaudo ese juego de seducción que sabes mantener.nos leemos

Lolita dijo...

Hay Pat pues a veces uno se esconde, pero sale a jugar de vez en cuando.

Exenio ¡Caray! Que bueno que te gustó.

Leilani, no tiene nada de estupendo, realmente tener sexo es algo tan natural como subir escaleras... Es sentir, sólo lo físico, el corazón solito se cura después (y si no pues... No te atrevas es un deporte extremo)

Yessycure... Gracias.
Aguel: Aguascalientes no está tan lejos del df o si??

Lenna: Déjame hacer cosas divertidas que en el despacho me-a-bu-rro.

Jorge: Nos leemos.