La verdad duele

Lo miré. Me miró.
Hola dijo y no le contesté.
Le miraba con furia y no pude contenerme.
Le dije: Sí, te amo ¿Y que?
Sabía lo que diría, es demasiado predecible.

Me di la media vuelta y me fui.
Lo dejé con la cuenta de mi café latte y una dona sin morder.

A mi me dejó sin propina, sin ganas siquiera de ver la vida.

¡¡Ya ven!! ¿Para que no me ayudan?

4 comentarios:

kLetus dijo...

En primera no se como llegaste a mi blog, pero gracias por la visita, espero no sea la unica, en cuanto a este post, ups si, la verdad suele doler mucho pero ni modo, es mejor saber que vivir con engaños o con personas que no daran lo mismo por ti, por mas que ames a alguien no es sano estar ahi cuando la otra persona no esta dispuesta a dar lo mismo por ti.

Barbara dijo...

la verdad duele tanto, que por eso prefiero vivir en mi mundo.

aunque después, cuando me tope con el mundo real, me estresaré...

Pablo Estèvez dijo...

Hola, respondiendo a tu pregunta en mi blog, no sólo lo creo! lo sé, lo vivo.

Parafraseando al chileno Jodorowsky y con respecto a tu entrada: No pidas que te amen; tu ama, los incendios no tienen dueño.

Lolita dijo...

Kletus: Oh por Dios yo no sé como llegué al tuyo pero esto de ir blog tras blog ah como me imagina a las batallas en la c..ejem gracias por devolver la visita. Amar como que ya está sobrevalorado lo de hoy es enamorarse muchas MUCHAS veces!!!

Barbara: Ah es padre sufrir, no te estreses, fluye.

Pablito: Mira que me has leido el pensamiento por eso a volar todos y si aquello otro dices que lo vives pues a ver si me enseñas a vivir un poquito.