Distracción

De verdad que no recuerdo la última vez que dije que los hombres eran para usarse y luego tirarse, creo que fue la semana pasada. La cosa es que entró bajo mi dirección un nuevo pasante. Es todo un galán y siempre que le explico las cosas me guiña un ojo, me está coqueteando, digo tiene 22 años, nada más y nada menos que 6 menos que yo si Aristóteles no me engaña. Pero eso de "Licenciada que guapa se ve hoy" "¿Terminó su carrera a los 20?" "¿Me puede explicar con lujo de detalles el procedimiento de una razón?" Hay por Dios, me mata.

Lo cierto es que el chamaco me ha ayudado a olvidarme de aquél otro, del que no he vuelto a saber nada después de que me lo encontré aquella vez que les comenté.

Y hoy el chamaquito este se veía tan bien: Traje azul marino, camisa blanca de mancuernillas, corbata rayada azul con gris, zapato lustradísimo y portafolios de hippi...

((Nota mental: Hacer regalo a la de Recursos Humanos))

4 comentarios:

kLetus dijo...

Como bien lo dijo Lenna antes, ñe, ya vendran otros... y ahi lo tienes, disfrtualo

Andrea dijo...

Queremos foto, queremos foto...

Además los chiquitos son divertidísimos si no andas buscando nada formal.

Pat dijo...

6 años?
Ya puede que sepa buenas cosas que tu te mueres por conocer.

Lolita dijo...

Kletus: Como siempre las mujeres tenemos razón.

Andy: Oh no fotos no ¿que tal si me cacha su novia guapa-modelo-idiota la verdad cero problemas amiga (pero intentaré tomarle una foto a su maravillosa espalda)

Pat:¿Crees? No sé me da como que cosa... Pero no me doy por vencida ya lo verás... ¿Algún consejo?