Domingo

No es que yo quiera entrar en conflictos del corazón pero lo cierto es que ser la amante de un niño pasante es de las cosas más rejuvenecedoras del mundo.

Aún no nos hemos acostado, pero los besos son increíblemente prohibidos. Eso sí, jamás en la oficina. Pero resultó que el niñito tiene una novia chula eso sí, pero que piensa llegar de blanco al altar y es de esas que les da flojera hasta a las monjas.

Ay que cosas.

Tengo 2 llamadas perdidas de aquel buen mozo pero se quedará esperando mi respuesta un buen rato todavía... Si quiere...

Por lo demás trabajo y trabajo.
No voy a ir al concierto de los Fabulosos Cádilacs y eso me hace sentirme un poco triste... Necesito tener un poco de música en mis oídos. Odio a los clientes y sus necedades. Voy a lavarme los dientes que mañana es Lunes.

3 comentarios:

Andrea dijo...

Uy, eso de que tenga novia no está padre, por más aburrida que sea...

kLetus dijo...

Diviertete mientras se pueda pero no te claves hasta que deje a la novia porque si no sera exactamente igual que antes

Lolita dijo...

Andrea: Deja de eso yo no puedo esperar...

Kletus: Clavarme? en la alberca? yo? ¡Porfavor!