A la voz de ya

La culpa de todo la tiene un hombre, eso que ni qué... ¿Quien le manda al pendejísimo de Adán morder la manzana ahi todo iluso? Bueno.

Resulta que vi de nuevo a Darío.
Iba yo con mi súper cocktail de frutas dispuesta a jambarme las chorromil calorias que la chantillí tiene cuando lo veo pasar con su gabardina café y gafas café y su mochila cruzada café y cuando se me acercó obvio olía a café.
No pude evitarlo y fui al grano: ¿Qué quieres? Tan sólo para escuchar un nada suave ni sutil: Regresa a ser mi amante.

Me quedé en shock por ¿Que les gusta cinco o tres minutos?
Me reí.
¿De cuando acá? Pensé para mis adentros. ¿Y la modelo? Dije para mis afueras.
Ahora él rió.
Estuvimos en el es que si... es que no... Como muchos minutos ¿Qué les gusta veinte o treinta? Y en eso que suena mi celular, era mi jefe que "A la voz de ya" le urgían unos reportes en su oficina.

Me despedí con un luego nos vemos y me contestó con un piensalo bien.

Lo cierto es que aunque quisiera comenzarlo todo de nuevo, sé en que se terminará la historia y como que así pierde el chiste ¿Ustedes que creen?

4 comentarios:

kLetus dijo...

Asi como veo las cosas, alejate, buscate otro novio, otro amante y ya, es mil veces mejor eso que regresar a lo mismo, porque segun mi experiencia las cosas no cambian.

Andrea dijo...

No le hagas caso. O por lo menos hazlo sufrir un rato.

Lenna dijo...

Ñe, faltan muchos que conocer.

Lolita dijo...

Kletus: Hay pues no sé, ya veremos.

Andrea: Me agrada me agrada eso de hacerle sufrir.

Lenna: Hay tu argumento me encanta.